viernes, 1 de octubre de 2010

La fuente de la Luz - Osho

Medita en la luz de manera exterior y de manera interior. Deja que la luz se convierta en tu acompañante, piensa en ella y contémplala. Sólo mira, observa una estrella apareciendo o desapareciendo en el cielo, al sol saliendo o poniéndose, a la luna o simplemente a una vela en la habitación. Entonces sólo cierra los ojos y busca la luz interior. Un día tropezarás con ella, y será un día de gran descubrimiento; ningún otro descubrimiento es comparable con este. Ese día te volverás inmortal.

Fuente: Tónico para el Alma. Osho

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Manual para escalar montañas. Paulo Coelho

"No sé qué montañas estés atravesando en estos momentos, o si estás en alguna o estás sentado en un pico contemplando la inmensidad...