Un Mundo sin Miedo. Drunvalo Melchizedek

“Es un tiempo en el que estamos a punto de movernos de un modo de ser a otros completamente diferentes. No podemos ver eso ahora mismo; podemos hacer alusión a eso, SENTIRLO, ver que hay enormes cambios que ocurren alrededor de nosotros, pero el tipo de cambio que está por ocurrir va a ser bastante sorprendente para la gente porque son de una naturaleza diferente a lo que nos estamos encaminando. Es de una naturaleza en la que las viejas formas, las formas con las que estamos familiarizados, comienzan a DISOLVERSE a maneras que son un tanto desconcertantes. Al mismo tiempo, nuevas formas comienzan a reemplazarlas, que son muy refrescantes porque son amorosas, amables y fáciles.
Son el tipo de cosas que las mamás les hacen a los chicos, saben… y las ideas que nosotros hemos sostenido, como por ejemplo la guerra de las galaxias, tenemos la idea de que en el Universo están peleando unos contra otros, vamos a descubrir que esto no es cierto, que en realidad el Universo es un ser vivo, consciente, y muy, muy viejo que se ocupa de lo que le ocurre a sí mismo de muchas maneras. Entonces, como dije, las ideas de la guerra de las galaxias sólo son un miedo mental atávico de los humanos. En verdad, el universo hace todo lo que puede para ayudarse.
Estamos entrando en un tiempo en donde eso va a resultar obvio. Donde parezca no haber esperanza, va a aparecer el apoyo, y donde todo parezca como que no hay salida, vamos a encontrarla. Vamos a ver la luz para atravesar la oscuridad. Es un tiempo de gran esperanza en el que estamos entrando. Los Mayas, cuando hablan de este tiempo lo llaman El Fin del Tiempo, porque es el fin de un ciclo muy largo de tiempo, y el comienzo de un nuevo ciclo. No es que todo llega a un final, es el fin de un ciclo y el comienzo de otro. Pero… depende de qué parte del ciclo estén hablando los Mayas. Si lo hacen de la parte vieja del ciclo, que es aquello con lo que estamos familiarizados: los sistemas bancarios, las religiones, los gobiernos, y todo este tipo de cosas, eso se va a volver extremadamente inestable: y, si ellos están en lo correcto, va a caerse a pedazos y a disolverse.
Lo mejor es que en su lugar habrá una forma de ser completamente nueva. Una forma que no hemos visto en la Tierra, ni en la vida de prácticamente nadie por miles y miles de años; donde el miedo desaparece. Estamos cerca del final de la polaridad y dualidad con las consecuentes ideas del Bien y el Mal; toda la estructura de lo que significa el Bien y el Mal, lo que es mucho más complejo. Si miran la idea del Bien y del Mal o lo Bueno y lo Malo, no importa en cuál de las polaridades se ubiquen, verán también que hay una tercera. Tienen caliente y frío, y entonces existe tibio; arriba y abajo, estando el medio. Si ven Sol, Tierra, está la Luna.
Si ven hombre, mujer, está el niño. Nuestro tiempo es pasado, presente, futuro; el espacio es en los ejes X, Y, Z. Todo es una función de cómo estamos interpretando la realidad: Como Una. Y esa realidad Una, no va a cambiar… pero nuestra conciencia es la que sí va a cambiar. Cuando lo haga, vamos a dejarla caer, y no vamos a verla más. En lugar de eso, vamos a ver la Unidad de toda la vida.
En la percepción de eso, cuando la percepción cambia, entonces lo cambia todo. Nuestra sensación de carencia, necesidad o imposibilidad, o las cosas que tenemos que SANAR, todas esas cosas desaparecerán; simplemente se terminarán. Entonces, nos damos cuenta que el Universo todo es un Ser Viviente y que sólo hay un Espíritu moviéndose a través del Todo, así como una sola conciencia. Una forma nueva de percibir entra en la vida sobre la Tierra y nosotros, en nuestra vida actual, vamos a experimentar esto. Quiero decir, justo ahora, en este momento. Parece que no puede ser, ¡el mundo está loco, todo está cada vez peor! Siempre hay guerras tratando de matarse unos a otros; los sistemas financieros están a punto de romperse completamente; y así todo…
No es eso lo que los ancianos están diciendo en este planeta, lo que dicen es: “finalmente hemos entrado a este lugar, y estamos a punto de ver algo completamente nuevo”. Aunque es muy viejo, en verdad no es nuevo para nada. No es que haya una misión, no es que haya que hacer nada; se trata de transformación. Es vibración. Es la condición de SER, más que de hacer. El hacer, ese “tengo que hacer esto o lo otro, o lograr algo” es parte de la conciencia de polaridad. Pronto vamos a estar en un estado, al que en realidad ya hemos entrado; es un bebé que todavía está creciendo. La sola idea de necesitar hacer algo para lograr algo, o que necesitamos algo porque sentimos que nos falta, va a ser obsoleta.
Esas ideas no van a ir más con nosotros porque vamos a tener la habilidad de lograr cualquier cosa instantáneamente; en cualquier nivel INIMAGINABLE de la existencia.
Estamos a punto de lograr el control de Sueño del Corazón, lugar en donde ocurrió la Creación, en primer lugar. Nosotros creemos que estamos viviendo en un planeta que flota alrededor del Sol. ¡No es cierto! ¡No hay planeta; no hay Sol! No hay nada, es pura conciencia y nada más.. Las imágenes que estamos mirando, las estrellas, los planetas, las lunas y todo, son en realidad un sueño que fue creado en el corazón hace mucho tiempo. Cuando entremos nuevamente en el estado del Corazón Viviente, y comencemos a soñar del modo que lo hacíamos hace millones de años, nos daremos cuenta de que podemos cambiar cualquier cosa.
Al comienzo, cuando eso ocurre, es grandioso; la gente se entusiasma muchísimo, en realidad usualmente lo que pasa – y esto lo hemos visto ocurrir esto en otros planetas, en otros lugares y otros tiempos-decimos ¡Wau! Y sí, es verdad que comienzan a corregir todas las cosas en sus cuerpos, sanando todo, obteniendo todo tipo de dinero y lo que creen que necesitan, para luego darse cuenta de que hay mucho más que eso, dejando todas esas cosas al borde del camino. Lo que hacen es ponerse realmente hermosos porque podemos cambiar cualquier cosa que queramos, el cuerpo es sólo una imagen.
Llegamos al punto de darnos cuenta que hay mucho más. Es en ese punto donde el nuevo ciclo comienza. Es una etapa y es un camino… nosotros estamos en el pasado de este viaje que ya ocurrió.
Lo que la vida está a punto de hacer es algo que nunca ha hecho antes, nunca. Es la primera vez desde la Creación de todo, que ha decidido ACELERAR las cosas. Entonces, en lugar de que lleve millones de años el hacer estos diferentes niveles o pasos, van a ser hechos -a veces- en minutos. Estamos a punto de ir a la velocidad de la luz a través de la evolución, y a través de muchos, muchos niveles que normalmente toman miles y miles de millones de años para lograrse. Vamos a alcanzar esto muy rápido.
Desde el punto de vista de la experiencia, como en dos años terrestres, de lo que normalmente tomaría de 10 a 15 mil millones de años para llegar allí, lo que vaya a ocurrir es entre La Fuente, El Creador Padre-Madre, Dios. Para entonces nos daremos cuenta de que somos Dios. La habilidad de CREAR, que es nuestro derecho de nacimiento, es lo que la Tierra está a punto de RECORDARNOS. La vida en la tierra no es un proceso de aprendizaje sino un proceso de recordar.
Nosotros, lentamente, gente en todo el mundo, vamos a recordar de qué se trata esto. Veremos cómo el mundo comienza a cambiar de formas, pero no vamos a recordar la forma antigua, a menos que sean parte de la creación… y lentamente vamos a entrar en otra forma. Siempre sabemos que la forma que será creada será una buena forma porque el corazón nunca hará nada que sea en detrimento de nada.
El corazón sabe que toda la vida es una. No piensa en polaridad, nunca piensa que yo, que tú estás afuera.
Busca siempre una imagen que sea buena para toda la vida en todas partes. Así que este proceso no es uno que tenga miedo involucrado en él, en absoluto. Este proceso es usado por los bebés y los niños. Desde el punto de vista hindú, esto es llamado los siddhis, son los poderes. Inicialmente hay un peligro:  ustedes pueden entrar en ciertos niveles, de forma mental, desde el cerebro solamente -sin la participación del corazón- o sea a través del ego, mientras el ego esté intacto y al mando. Si ustedes no pueden sacarlo del medio, y el ego se apodera del proceso, se convierte en un asunto serio porque pierden una enorme oportunidad; por eso los hindúes dicen que es peligroso. Pueden perder la vida espiritual por un tiempo, aunque de todas maneras regresarán, ya que Dios vive en cada uno; no hay tal cosa como estar perdidos para siempre. Pueden hacer un giro en el camino, pero siempre regresarán (…) El cerebro puede crear sueños que no son lindos, y en una manera es cierto en otro nivel.
Puede controlar a la gente, por eso está la polaridad. La polaridad está por disolverse; no tendremos acceso a ella. La razón de esto es porque para que pueda existir la polaridad tiene que existir una Rejilla Electromagnética alrededor de la Tierra, la que está a punto de ser quitada del planeta. El único acceso que tendremos es por formas antiguas que es la UNIDAD, que es lo que los pueblos indígenas sostienen, o la forma nueva que sostiene un nivel más elevado de la Rejilla de Unidad, entonces vamos a estar en uno de esos dos; aquí no va a haber uno en el medio. Por lo tanto, una vez que esa rejilla sea descartada, lo que ocurrirá en breve, el mundo va a moverse hacia adelante en una forma positiva y hermosa. Mis maestros en todo el mundo, los pueblos indígenas con los que trabajo, todos están al unísono en este momento. Todos me dicen: “dilo, porque esto va a suceder”.
Gaia puede hacer cualquier cosa en verdad. Ella se lo muestra a las personas que siente que está bien mostrárselo. La he visto hacer cosas prodigiosas -yo sé que ella es consciente; está plenamente consciente de cada pequeño detalle en el planeta- ella va a hacer cambios. Y lo que los pueblos indígenas sienten, es que va a haber muchas personas que van a dejar la tierra. Esto no es nada malo, es sólo que sus espíritus van a moverse dentro de un área de espacio-tiempo y dimensión que es familiar para ellos.
Para hacer el tipo de cambios que van a suceder, en otras palabras: el regreso a casa, porque venimos de allí antes. Para los que queden, y en realidad no será una gran cantidad de gente, serán todavía cientos y cientos de millones de personas. Quienes queden se conectarán con sus corazones; se transformarán en un único ser viviente. Dicen que la tierra se transformará en una nave espacial, a la que llevaremos volando a una forma nueva de Ser de la conciencia Melchizedek. La órbita del planeta cambia, y cambia la forma en la que percibimos la realidad. Hemos estado variando la órbita desde 1972. Sé que hay mucha preocupación en la gente por los cambios rápidos. Están preocupados de que no tengan comida ni agua, o que morirán por desastres, etc. pero no es eso lo que en realidad está ocurriendo.
Es una transformación en conciencia a nivel planetario; está pasando en todos lados, no sólo aquí en la tierra, es en todos lados. Es todo el universo que está atravesando una gran transformación. Si lo entendieran realmente, sabrían que no hay nada que temer en absoluto; finalmente, vamos a alcanzar un nivel de cambios que van a ocurrir muy rápidamente. La MAGIA llenará el aire. Si la Madre Tierra no quiere que ustedes se vayan, y quiere que sean parte del nuevo lugar, no pueden hacer nada para irse, no importa qué sea lo que hagan; porque ella se asegurará que no sean lastimados. Pero si se supone que tengan que irse -porque ustedes así lo han decidido- entonces se irán.
Cualquiera de las dos opciones es una bendición. Dios vive dentro de cada uno… y no pueden dañar a Dios. Solo estamos entrando en una forma de ser que es totalmente ajena a nuestra forma de pensar, desde los últimos 13.000 años… hemos estado en la conciencia de polaridad por largo tiempo.
En esta conciencia están por su cuenta, tienen que protegerse, que hacer todo; no es acerca de ninguno de ese tipo de cosas. Es sólo sobre TRANSFORMACIÓN. Una vez que entremos en esta transformación, y nuestro proceso de RECORDAR entre a funcionar, diremos: “Ah, sí, ahora recuerdo, todo está claro…” Tenemos que entender que toda la vida es UNO, está totalmente interconectada; se sostiene a sí misma.
Todo dentro de la galaxia es como un ser viviente, hay áreas que son el corazón, el hígado, los riñones, realizan funciones; nosotros hacemos esto para ustedes, es una corriente de energía… y no hay nadie ahí tratando de matarse mutuamente. Hay pequeñitas partes de cosas que están atravesando transformaciones que todavía no entienden, pero el 99% están ahí para apoyarse mutuamente.
Nosotros estamos rodeados en este momento por unas 250.000 culturas del espacio… que nos aman. Están deseando lo mejor para nosotros; les importamos. En el momento apropiado vamos a verlos. Y sabremos que el mundo no está ahí para atraparnos. No es de esa manera. Nos daremos cuenta de que hay mucho más con relación a la vida, de lo que jamás soñamos. Y será una REVELACIÓN asombrosa.
Porque el mundo está tan metido en el miedo ahora mismo, con tanto temor y tan perdido; no sabe cómo hacer las cosas. Todos los temas de control que están por todas partes, la falta de alimentos y así sucesivamente. La multiplicidad de vida está por darse a conocer sobre la Tierra, y será literalmente conocida, eso ya está aquí.
Sólo tienen que respirar… mantenerse conectados a la Madre Tierra, al Padre Cielo y no preocuparse por nada, no importa lo que parezca. Todo pasará y la Luz comenzará a entrar. La vida es entera, completa y perfecta, no le falta nada y siempre ha sido así. Somos nosotros los que hemos elegido experimentarla de varias formas. Lo hacemos en un nivel particular de conciencia llamado Bien y Mal, lo que quiere decir todas las posibilidades buenas y malas. Lo experimentamos, y ya está terminado el experimento. Ahora vamos a REGRESAR a algo que ya ha sido probado.
Somos este experimento que hemos estado haciendo por los últimos 13.000 años. En realidad se extiende un poco más, va hasta un poco más de dos mil años. ¿Dónde encaja eso en la ecuación mayor de la conciencia? No estoy seguro, pero era una de las posibilidades y lo hicimos, pero ahora estamos en el final. Así que sólo relájense. Todos los que están en la tierra vinieron de otra parte. La Tierra es un planeta nuevo que está en el borde de la galaxia. Ha estado allí por 5 mil millones de años, y el universo tiene por lo menos 16 mil millones de años. Esto es lo que podemos probar, pero puede ser más viejo.
Así y todo nuestro espíritu es infinitamente más viejo: no ha habido un tiempo en el que no hayamos existido, como nunca habrá un tiempo en el que no existiremos. Lo que quiere decir que todos vinimos de alguna otra parte. Somos ET’s. Los delfines también lo son; vinieron de Sirio con las ballenas. Muchos Pleyadianos están aquí desde hace mucho. Gente de Aldebarán… y de todos otros lados se han encontrado aquí.
Exactamente cómo van a hacerlo estas distintas razas, no lo sé. Sé bastante bien cómo lo harán los Sirianos, porque ellos, a través de estos grupos de ancianos indígenas, van a ser los primeros en hacerse conocer, ya que somos sus descendientes. Ellos son los padres y decidieron hacer eso. Pero después de eso, lo que dicen los Mayas acerca de este momento es que todo el Universo se abrirá a nosotros. Podremos ir a cualquier lado y estar donde queramos estar. Y sí, yo los entiendo, este es un tiempo extraño, de alguna manera, porque hemos estado tan limitados, hemos estado en una larga cuarentena en la Tierra; no hemos podido salir de la habitación.
Alguien nos cerró la puerta con llave, hace mucho tiempo. Y estamos buscando vida, tratando de probar que hay algo allí. Pero esa vida va a venir aquí, ya está aquí.
Las 250 mil culturas que mencioné son las que vinieron usando sus vehículos. Eso quiere decir que es la forma más baja de vida en el universo, que ya vinieron aquí. Ustedes no ven al Arcángel Miguel viajando en una nave espacial, no la necesita, puede estar en cualquier parte donde quiera estar, los más altos niveles de conciencia pueden simplemente estar donde quieran estar. ¡Gracias!
Espero que las personas que vean esto se entusiasmen con la vida porque algo realmente hermoso está por ocurrir."
DRUNVALO MELCHIZEDEK

Fuerzas del Universo. Dr. Wayne Dyer

Usted tiene la capacidad para encontrar su parte invisible, usar su mente a su antojo y reconocer aquello que conforma su naturaleza humana. Su dimensión humana no se refiere a una forma o un cuerpo, sino a alguno mucho más trascendental, guiado por unas fuerzas del universo que están siempre en funcionamiento.
Toda creación humana comienza con un pensamiento, una visión, una imagen mental. Su capacidad de pensar no tiene límites. Crea que usted es un alma acompañada de un cuerpo en vez de un cuerpo dotado de un alma. Usted creará para sí una vida sin limitaciones. Empezará a ver milagros desde que cree en ellos y confía en que se hagan realidad. Usted mismo se convertirá en un hacedor de milagros.
He llegado a saber que existe una inteligencia invisible, intocable, imperceptible y sin embargo muy real, detrás de, o apoyando, toda forma. A esta inteligencia se le ha designado con muchos nombres. Algunos la llaman Dios, otros fuerzas de la vida, conciencia superior, espíritu divino. El nombre no importa; su existencia, por el contrario, sí.
Mis circunstancias no me hacen ser el que soy, sino que tan sólo revelan lo que he elegido ser. Cuanto más tranquila está mi mente, más percibo el lazo de unión que existe entre mis pensamientos y mi modo de sentir y menos tiendo a ser crítico y negativo.
Cuando usted juzga a una persona, no la está definiendo a ella sino a usted mismo. El juicio crítico no dice nada sobre la persona juzgada; sólo expresa que usted necesita juzgarlo de la manera en que lo está haciendo. Por tanto, está hablando más de usted mismo que del otro y puede significar que se está identificando de alguna manera con la persona juzgada. Lo que más nos molesta de los demás es algo que con frecuencia nos negamos a admitir en nosotros mismos, o incluso algo de lo cual pedimos más.
Nuestro futuro está constituido por los pensamientos que tenemos con mayor regularidad. Nos convertimos literalmente en lo que pensamos y contamos con el don de poder escribir nuestra propia historia. No hay un camino hacia la felicidad, la felicidad es el camino.
En un universo en que el tiempo no existe, usted puede encontrarse con cualquier cosa que desee. La oportunidad de hacer que el pensamiento se convierta en realidad física depende de usted. La realidad física ya está aquí y su trabajo como visualizador consiste en aprender a llevar el mundo abstracto del pensamiento al mundo físico de la forma.
Cada cosa es energía. Nada es sólido. Todo oscila en su propio nivel de realidad. La energía es la sustancia del universo y los pensamientos son parte de esa sustancia. Cuando usted piensa en algo que le gustaría que le sucediera, la clave consiste en sintonizar la dos frecuencias para que todo se convierta en realidad.
Aquello en lo que usted concentre sus pensamientos se expande; aquello en lo que suele pensar más acabará siendo lo que usted elija para ampliar. Todos actuamos según las pautas de nuestros pensamientos y los mismos se convierten en nuestra experiencia diaria.
Nuestra capacidad para disfrutar de la vida procede de nuestra manera de procesarla, y no de la influencia de factores externos. Nada exterior tiene la capacidad de crear felicidad o plenitud en nosotros. Lo que determina la calidad de nuestra vida es nuestra decisión de sentirnos satisfechos o no, basada en nuestra forma de pensar, de vernos y de situarnos en el universo. Por consiguiente, si usted necesita mucho más para sentirse completo, entonces aunque reciba mucho más, siempre se sentirá insatisfecho.

Si no vives... René J. Trossero

El coraje de sufrir lo inevitable.
La humildad de equivocarse en el camino
La audacia de arriesgarte.
La valentía de saber perder.
La libertad de dejar que te desaprueben.
La sencillez de no hincharte con los aplausos.
La paciencia de perdonarte.
La constancia de comenzar cada día.
La intrepidez de esperar pese a todo.
La alegría de amar y ser amado. 

Es posible que DURES muchos años,
pero morirás sin haber conocido 
la dicha de VIVIR INTENSAMENTE.
René J. Trossero

Cuatro formas de Tolerancia. Hsing Yun

La mayor fuerza de la humanidad no consiste en armas de fuego, puños, ni en un poderío militar, sino en la capacidad de tolerancia. Todo tipo de fuerza debe inclinarse delante de quien tolera.
Hay cuatro principios para la tolerancia:
1. No responder a las blasfemias
Cuando somos insultados, provocados o acusados injustamente debemos responder con el silencio. Si respondemos de la misma forma cuando somos víctimas de la blasfemia, nos igualamos con aquellos que nos insultan, rebajando nuestro nivel. Si nos mantenemos en silencio usándolo como arma contra las blasfemias, evocando la conciencia de quien las pronunció, esta fuerza es, naturalmente, mayor.
2. Mantenerse calmo frente a los infortunios
Cuando nos encontramos con personas que nos quieren incomodar derrumbar u oprimir, debemos enfrentarlas con calma, evitando cualquier confrontación. No responder con un puñetazo cuando se recibe uno, ni responder con un puntapié cuando se recibe otro, pues de esta confrontación nadie sale vencedor. Si la intención es buscar venganza de un odio momentáneo, no alcanzará el éxito de grandes hazañas.
3. Compasión frente a la envidia y el odio
Frente a la envidia y el odio de otros no debemos responder igualmente con odio y envidia, sino con corazón abierto y alma compasiva, ofrecer nuestra amistad y mostrarles nuestra intención pacífica, demostrando así, con educación, nuestra superioridad.
4. Gratitud frente a las difamaciones
Si alguien lo insulta y difama, no se enoje con quien lo provocó, sino acuérdese de los beneficios que esa persona le proporcionó en el pasado y sea agradecido por eso. Principalmente, no se olvide de que en el fango más inmundo crece la impecable flor de loto. Cuanto más oscuro es el lugar, mayor es la necesidad de mantener encendida la luz del alma. Por lo tanto, ante las difamaciones, aquellos que nos difaman deben ser influenciados con ética, compasión y misericordia; solamente así la superaremos, con moralidad y tolerancia.

El verdadero vencedor tiene la fuerza de la tolerancia y el coraje de asumirla frente a los insultos, opresiones y humillaciones. Y esa fuerza –la tolerancia– es ciertamente superior a cualquier tipo de armamento y es capaz de superar cualquier situación desagradable.
Maestro Hsing Yun

El valor de las cosas. Cuento Zen

“Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?” 
El maestro, sin mirarlo, le dijo: 
-Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después…- y haciendo una pausa agregó: Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar. 
-E…encantado, maestro -titubeó el joven pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas. 
-Bien- asintió el maestro. 
Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño de la mano izquierda y dándoselo al muchacho, agregó- toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete ya y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas. 
El joven tomó el anillo y partió. 
Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. 
Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y sólo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo. En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro, y rechazó la oferta. 
Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado -más de cien personas- y abatido por su fracaso, monto su caballo y regresó. 
Cuánto hubiera deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro. Podría entonces habérsela entregado al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda. 
Entró en la habitación. 
-Maestro -dijo- lo siento, no es posible conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo. 
-Qué importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro-. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él, para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuanto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo. 
El joven volvió a cabalgar. 
El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo: 
-Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo. 
-¡¿58 monedas?!-exclamó el joven. 
-Sí -replicó el joyero- Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé… si la venta es urgente… 
El Joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido. 
-Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo-. Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor? 
Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.

Tormentas. Osho

El crecimiento significa que estáis absorbiendo algo nuevo cada día, y esa absorción solo es posible si estáis abiertos. Ahora vuestras ventanas se encuentran abiertas y también las puertas: a veces entra la lluvia y el viento, el sol, y la vida se mueve dentro de vosotros. Sentiréis algunas perturbaciones: vuestro periódico empezará a moverse al viento, los papeles en la mesa se agitarán, y si la lluvia empieza entrar, se os puede mojar la ropa. Si siempre habéis vivido en una habitación cerrada, os pre­guntaréis qué está pasando. 
Está pasando algo hermoso. Es bueno estar disponible para el viento para la lluvia, para el sol, porque eso es la vida. De modo que en lugar de preocupados por ello, ¡bailad! Bailad cuando llegue la tormenta, porque la seguirá el silencio. Bailad cuando lleguen desafíos y perturben vuestra vida, porque al responder a esos desafíos estaréis creciendo a alturas nuevas. Recordad, incluso el sufrimiento es una gracia. Si se toma de forma correcta, se convierte en un escalón. La gente que nunca ha sufrido y ha llevado una vida conveniente y cómoda, es gente casi muerta. Su vida no será como una espada afilada... estará roma. Ni siquiera será capaz de cortar verdura. La inteligencia se afila cuando se enfrenta a desafíos. Rezadle cada día a Dios: «Envíame más desafíos mañana, envíame más tormentas...». Y entonces conoceréis la vida en su punto óptimo.