Portal 11:11:11

11:11 es un disparador pre-codificado colocado en nuestros bancos de memoria celular antes de nuestro descenso en la materia. Cuando se activa, significa que nuestro tiempo de compleción y de ascensión están cerca. Estamos a punto de graduarnos en la dualidad y de crecer en la Unidad.
Este doble Número Maestro misteriosamente se le aparece persistentemente a millones de personas en todo el mundo, (especialmente con los relojes digitales), con lo que despiertan a la importancia de estos tiempos. Es un disparador de gran alcance para el recuerdo y la transformación.
El número maestro Once anuncia la llegada de lo nuevo y lo desconocido. El doble Once significa un acontecimiento supranormal que emana de un nuevo sector de la conciencia, la Realidad Mayor.

ABRIENDO LA PUERTA 11:11 - LA LLAMADA DE LA ACTIVACIÓN
Nos encontramos en un tiempo de grandes cambios. La supervivencia del planeta Tierra y de todos sus habitantes está en juego. Nos vemos constantemente empujados por mareas bajas y altas, por el flujo y el reflujo.
Todo esto provoca turbulencias, confusión y miedo. La marea baja se compone de la tercera y cuarta dimensiones, incluyendo las energías de la dualidad y la separación, que están a punto de ser eliminadas de nuestra esfera.
La marea alta es la conciencia de nuestra unidad inherente. Resuena en armonía con nuestro acceso (la activación) a lo divino y constituye nuestra llamada a la plenitud y la libertad.
Ésta es nuestra graduación de la ilusión y la próxima etapa del viaje hacia nuestra casa. Por tanto, es hora de integrar plenamente nuestro Ser para que podamos mantener el equilibrio entre estos dos modos de energía tan diferentes.
Una inmensa tarea nos espera, la de abrir la puerta al 11:11 y entrar en una nueva espiral de conciencia. Para llevar a cabo esta tarea, e incluso para sobrevivir en estos tiempos difíciles, debemos cambiar totalmente nuestro enfoque y alinearnos irrevocablemente con nuestra "gran razón de ser".
Debemos mantener siempre una actitud positiva hacia cualquier acontecimiento que se produzca en el mundo de las apariencias.
Permanecer enfocados, centrados y recordar constantemente lo que está sucediendo. No permitamos que los patrones de energía negativa se alimenten dándoles vida y validez. No propaguemos el temor a la destrucción y a la oscuridad. Recordemos que estos elementos y otros como ellos son las ilusiones de la tercera dimensión. No emanan de la "realidad más grande".
Cuando sintamos el empuje de la marea de las ilusiones, simplemente vamos a detenernos, realinear nuestro ser y decir tranquilamente que no aceptamos esta realidad. Hagamos un sitio entre nosotros al gran despertar tomando su sitio ahora en la Tierra, recordemos quiénes somos realmente y observemos la puerta del 11:11, que se abre, y el Arco de Luz como un puente hacia la nueva entrada (activación) divina.
Este anclaje de nuestro Ser en la más "grande realidad" es vital para la realización y finalización del Plan Divino en la Tierra. Nuestro compromiso total se necesita ahora. Llevamos con nosotros desde hace mucho tiempo, pre-codificado en nuestros bancos de memoria celular, los recuerdos, el conocimiento y los pedidos sellados, que servirán en estos tiempos de realización.
Se colocaron en nosotros antes de la experiencia de nuestro descenso inicial en la materia. La realización de nuestra Misión Divina es la razón inicial por la que elegimos venir a la Tierra.
A través de nuestros ciclos de encarnaciones en la Tierra, estamos realmente preparados para servir con todo nuestro potencial una vez llegado el momento predestinado. Y el momento es ahora. La llamada del despertar ya ha comenzado a resonar a través de la inmensidad celeste, que nos ayuda a recordar y, finalmente, llegar a ser lo que realmente somos, en toda su magnificencia y potencia.
Ahora estamos lanzando la convocatoria para la activación. Esta activación indica que todos tenemos una decisión crucial que tomar y, como tal, duradera y sostenida. Nuestra opción consiste en responder o no responder. Nuestras decisiones deben llevarse a cabo ahora.
Elijamos con cuidado, con la plena conciencia, porque los resultados de las elecciones actuales estarán con nosotros durante mucho tiempo y afectarán a todos los niveles de nuestra vida.
Este es el paso evolutivo más importante que hemos dado en el planeta Tierra. Anuncia la realización de la espiral en el corazón de lo que hemos recorrido desde el comienzo de la Tierra.
El 11:11 anuncia un momento en que el planeta Tierra y toda la humanidad recibirán la oportunidad de acceder a una nueva espiral ascendente de conciencia.
El 11:11 es el puente que conduce a una espiral de energía de una manera completamente diferente. Es el paso más allá del universo tridimensional que conocemos, hasta un nuevo modelo de octavas. Es un viaje hacia lo desconocido que nos acerca a nuestro destino. La apertura del 11:11 es una mayor activación global a una escala nunca experimentada hasta ahora. La plena participación de todos y cada uno de nosotros es importante para abrir esta puerta.
El símbolo de 11:11 fue instalado, inscrito en las propias fibras y en el ADN de nuestras células. Ésta fue la preparación necesaria para comenzar el ciclo de nuestras encarnaciones en la Tierra.
El 11:11 quedó dormido en nosotros desde los tiempos antiguos como un elemento de acción prolongada en el tiempo, con órdenes selladas que se abrirán una vez que el 11:11 se activara.
Este código se ha mantenido en silencio, esperando el momento de activarse. Y ahora a través de la difusión de esta información, el 11:11 por fin empieza a activarse.
El 11:11 nos indica la hora de abordar la compleción. Muchos de nosotros hemos reconocido este símbolo de gran importancia, pero sin conocer su verdadero significado.
Desde la aparición de los relojes digitales, la presencia del 11:11 ha empezado a dejarse sentir; a menudo aparecen en los cuadrantes en los momentos de aceleración de la conciencia.
Para aquellos de nosotros que sabemos que el 11:11 es algo especial, hay que seguir adelante y tomar nuestro lugar, porque tenemos una gran parte de la clave. Permitamos que nuestras órdenes selladas se abran ahora.
Fuente:  The Nvisible - All material copyrighted 1989 - 2009 by Solara. All rights reserved.

¿Qué significa el 11:11?

Durante muchos años los números 11:11 han estado apareciendo misteriosamente a millones de personas en todo el mundo. A menudo aparecen en los relojes digitales, la visualización del 11:11 tiende a ocurrir durante épocas de conciencia elevada, teniendo un efecto poderoso en aquellos que lo ven.
Cada vez que vemos los números 11:11, los bancos de nuestra memoria celular son activados un poco más. Hay una agitación profunda en nuestro interior, una insinuación del recuerdo de algo largamente olvidado. La aparición del 11:11 es una confirmación poderosa de que estamos en la senda correcta, alineados con la Realidad Mayor.
Visualizaciones en forma reiterada del 11:11 le han sucedido a millones en todo el mundo. Muchos quieren saber por qué sucede esto.
¿Qué significa el 11:11?
Cuando se te presente el 11:11, es tu llamado a despertar. Se abre un canal directo entre Tú y la Realidad Mayor.
El 11:11 es un punto de inserción para que la Realidad Mayor entre en el momento presente.
Cuando esto sucede, es tiempo de parar, sea lo que sea que estés haciendo, y MIRAR MÁS AMPLIAMENTE.
Una transferencia está en posición.
Tú puedes entrar a la Realidad Mayor y viajar más en lo profundo de lo Invisible. Puedes sembrar un deseo largamente guardado, recibir una visión, pedir ayuda en un área específica de tu vida o simplemente sentir como lo Invisible se inserta por sí mismo en el momento presente. Las revelaciones que recibas no llegarán con la forma de conceptos mentales. Más bien será un estado realzado del ser en el que verás todo como si lo vieras con ojos nuevos. Te envolverá una profunda comprensión de lo que verdaderamente es real.
La aparición del 11:11 siempre es un acto beneficioso de Intervención Divina.
Te cuenta que es el momento de dar una buena mirada a tu alrededor y ver qué es real y qué es ilusorio. Es el momento de penetrar en los velos de la ilusión que nos mantienen sujetos a un mundo irreal. Tú has sido elegido, porque estás listo, para ingresar a la Realidad Mayor. A mostrar el camino a otros hacia nuevas formas de vivir, hacia un Amor Mayor. A ascender de la dualidad hacia la Unicidad.
El 11:11 es el puente entre la dualidad y la Unicidad. Es el sendero hacia lo Desconocido.
All material copyrighted 1989 - 2009 by Solara. All rights reserved.

¿Qué es la Consciencia? Alejandro Jodorowsky

¿Qué diferencia hay entre conciencia y consciencia?
A veces son términos intercambiables, pero no siempre. Con el sentido general de "percepción o conocimiento", se usan ambas formas.
  • Conciencia: Conocimiento de lo que nos rodea, en base a los órganos de los sentidos. En sentido moral, como "capacidad de distinguir entre el bien y el mal" (el Pepito Grillo de Pinocho), sólo se usa la forma conciencia. También tener mala conciencia, remorderle a alguien la conciencia, no tener conciencia
  • Consciencia: Conocimiento de sí mismo. La consciencia define al ser. Se es consciente de sí mismo y de lo que nos rodea en base a lo que uno Es. Otra definición es la que asocia la consciencia a un estado de unión con la vida universal. Es una expansión continua, igual que el universo.
¿Se puede ser consciente, sin conciencia?
Parece que si apagamos la conciencia, no estamos en el aquí y en el ahora, difícilmente llegaremos a elevar la consciencia. El lo que nos da a entender el cuento del maestro zen que recibía muchas visitas de personas en busca de consejos:
Un día recibió a un joven que se tomaba muy en serio su camino espiritual. Se sentía preparado para convertirse en la mano derecha de cualquier gran maestro.
Ese día había llovido cuando el joven llegó a la casa del maestro. El joven se quitó los zapatos y dejó el paraguas antes de entrar en la habitación. Se inclinó ante el maestro y le dijo que le gustaría convertirse en su discípulo.
El maestro sonrió, pero no dijo ni una palabra.
El joven, un poco incomodado por el silencio, le dijo que había estudiado mucho. Que pensaba que estaba llamado a convertirse en uno de los “iluminados”
El maestro le preguntó: ¿sabes a qué lado de la puerta has dejado el paraguas y a qué lado de la puerta has dejado los zapatos?
N-n-no, tartamudeó el joven, desconcertado. ¿Por qué?
El maestro le respondió de forma muy calmada: “Porqué lo que tu buscas es la consciencia” ¿Y cómo puedes estar consciente si ni siquiera sabes dónde has dejado los zapatos y el paraguas?
¿Cuál es la diferencia entre una persona que no es consciente y otra que sí lo es?
Si no soy consciente considero que mis límites son fronteras inexpugnables, acumulo límites… En cambio, un ser consciente conoce sus límites y sin embargo aspira a la totalidad, quiere ir más allá de los mismos.
¿La psicogenealogía puede ser una herramienta útil para ganar consciencia?
En palabras de Marianne Costa: “cuando construimos nuestro árbol genealógico estamos realizando una toma de consciencia”. Ahora bien, Una toma de conciencia que no es seguida de un acto resulta completamente estéril. Un acto vale más que mil palabras.
¿Desde el momento de nuestro nacimiento tratamos de expandir continuamente nuestro nivel de consciencia?
El ser humano va transitando desde los niveles más bajos: consciencia animal, hasta tratar de alcanzar los estratos más altos, la consciencia cósmica y la divina:
- Consciencia animal: caracterizado por los problemas de territorio
- Infantil: la infancia persistente, donde se pide sin cesar sin dar…
- Romántico: cuando la pareja es considerada como la panacea universal
- Adulto: el adulto es el sujeto que invierte. Ahora bien, puede ser un adulto explotador, cuyo afán sea poseer y explotar, o un adulto generoso, que por el contrario no se queda nada para él, sino que se lo da a los demás. El adulto generoso también sabe recibir y aprende lo que es el servicio.
- Cósmico: en este nivel ya se ha descubierto que todo está unido. El secreto de la conciencia es la “re-unión: volver a unir lo que estaba separado.
- Divino: nivel de conciencia unida al nombre inefable que está dentro de cada uno.
Parece muy atrevido hablar de consciencia divina
Alejandro Jodorowsky: “Tenemos que dejar de pensar que Dios nos va a arreglar las cosas, y decir que si Dios construyó mal este universo, aquí estamos nosotros para rehacerlo. Si hay un Dios, estamos para ayudarlo. Así nos apoderamos del mundo y de nosotros mismos, haremos lo que queramos con plena consciencia y con plena responsabilidad. En este nivel de consciencia divina se encuentra el arte verdadero”
¿Se puede definir la enfermedad como un producto del estancamiento de la consciencia?
Las enfermedades son cristalizaciones de niveles de consciencia que no cambian. Las enfermedades genéticas son “abrigos” que nos han puesto y que vienen de nuestro árbol genealógico. La curación comienza por la aceptación de la enfermedad y su transformación en aliada. La enfermedad es esencialmente separación, es decir, creencia de estar separado.
¿Algunos caminos para ganar consciencia?
Uno es la información, considerando la información no como palabras sino como experiencias… Otro es el arte, que nos abre a otros mundos, a otras miradas, nos muta la consciencia.
¿Qué es una falta de consciencia?
Cuando algo que te ha sucedido y no recuerdas te está marcando. El trato que te dieron tus padres: las neuras, obsesiones, maltratos…que se transmiten por el árbol genealógico. Si nos hacemos conscientes de nuestros traumas genealógicos, estaremos en condiciones de poder desactivarlos.
¿Adónde nos conduce la toma continua de consciencia?
Dice Alejandro Jodorowsky: “Cuando empiezas poco a poco a desprenderte de tu identidad, a ser un humano genérico, dejas de verte en una edad determinada. Luego dejas de identificarte con el tiempo en general. Después ya no te reconoces originario de una patria o hablante de una lengua determinada. No te ves en tu nombre, no te confundes con las cosas que posees, vas cesando en la identificación. Te agarras a lo que eres. A la alegría de la vida. Eres cada vez más feliz y no necesitas el traje rígido del carácter o de la personalidad. Te haces fluido, como el agua.”
Finalmente, al morir, ¿qué es lo que dejamos al mundo?
Cuando lleguemos a la muerte, lo mejor que podemos ofrecer es una perfecta y luminosa consciencia, una consciencia clara que hay que saber crear, porque si no, como decía Gurdjieff, mueres como un perro, sin ofrendar la consciencia ni construir un alma.
Fuente:  www.clubcultura.com

Frases sobre la consciencia

“Si queremos cambiar el mundo, primero debemos cambiar nuestra manera de verlo” Que en el pasado este cambio de consciencia sólo sucedió a un número muy reducido de personas, sin embargo en la actualidad el cambio de consciencia se da a una escala mucho mayor. E. Tolle
“Darse cuenta de lo que hay que hacer, y no hacerlo, es cobardía” Confuncio
“La consciencia es la presencia de Dios en el hombre” Swedenborg
“El valor sin consciencia es una fiera salvaje” Robert G. Ingersoll
“… esa chispita del fuego celeste, la consciencia” George Washington
“Que peligrosa es la inconsciencia! Para liberarte de los prejuicios solo tienes la consciencia. Es la consciencia la que te puede liberar. Siempre serás esclavo de las cosas de las que no eres consciente” Anthony de Mello.
“La conciencia es la brújula del hombre”. Vincent Van Gogh.
“La finalidad del arte es dar a la gente un mayor nivel de conciencia”. Brassai.
“La conciencia es la voz del alma; las pasiones, la del cuerpo.” William Shakespeare .
“Conciencia es la voz silenciosa de tu ser interior que no te deja ni de día ni de noche, ni en la vigilia ni en el sueño esperando que lo escuches”. Vásquez D.R.D.

Reflexiones de Gandhi

Foto: Brian Brake
La belleza verdadera consiste, sobre todo, en la pureza del corazón. El arte, para ser arte, debe promover la serenidad. Quiero un arte y una literatura que puedan hablarles a millones de hombres.

La vida es la mayor de todas las artes. Quisiera ir más lejos y decir que el hombre que más se acerca a la perfección es el mayor artista. Pues, ¿qué sería el arte si le faltaran el cimiento y la estructura de una vida noble?

Así como un árbol tiene un único tronco pero muchas ramas y hojas, así hay una sola religión -la humana- pero cualquier cantidad de expresiones de fe.

El devoto de la verdad jamás debe hacer nada por mero acatamiento a las convenciones reinantes. Debe estar siempre predispuesto a corregirse, y cuando descubra que está equivocado, tiene que confesarlo a toda costa y pagar por ello.

No soy muy culto, conozco poco la literatura y no he visto mucho mundo. Concentré mi atención en escasas cosas, y excluí todo interés por lo demás.

La mayoría de los hombres religiosos con que me encontré, son políticos disfrazados de religiosidad. En cambio, yo que parezco disfrazado de político, soy un hombre íntimamente religioso.

La verdad es como un inmenso árbol que brinda más y más frutos cuanto más se lo nutre.

El cuerpo nos fue dado sólo para que con él podamos servir a toda la creación.

La meta se aleja continuamente de nosotros. Cuanto más avanzamos, más debemos admitir nuestra incompetencia. Nuestra recompensa se halla en el esfuerzo y no en los resultados. Un esfuerzo total es una victoria absoluta.

Las cosas poseen dos aspectos: uno externo, otro interno. El aspecto externo no posee valor, salvo que lo auxilie el interno. Por eso, todo el arte verdadero es una manifestación del alma. Las formas exteriores sólo tienen valor cuando expresan el espíritu, la interioridad del hombre.

Al pensar en el contraste que existe entre mi pequeñez, la fragilidad de mis medios y la grandeza de lo que se espera de mí, siento algo parecido al vértigo. Pero simultáneamente, y me doy cuenta de ello por completo, esa gigantesca esperanza que mis compatriotas depositan en mí no es para nada un homenaje a mi personalidad, que es una singular combinación del doctor) Jekyll y del señor Hyde. No; ellos ven en mí la encarnación, por cierto incompleta aunque por eso mismo más interesante (dadas mis limitaciones) de dos cualidades invalorables: la verdad y la no violencia.

La alegría reside en la lucha y en el esfuerzo y en el sufrimiento que implican, no en la conquista de la victoria.

No me interesa en absoluto parecer coherente. En mi camino en busca de la verdad, abandoné muchas ideas y aprendí muchas cosas nuevas. Soy viejo de cuerpo, pero no tengo la conciencia de haber parado de crecer interiormente, o que mi crecimiento cesará con la disolución de mi carne. Lo que me interesa es mi actitud de disposición a obedecer el llamado de la verdad, mi Dios, momento tras momento.

Varias experiencias muy duras me enseñaron a no dejar que exprese mi ira. Así como comprimiendo el vapor se obtiene una nueva fuente de energía, también controlando la ira se puede lograr una fortaleza capaz de derribar al mundo por entero.

El primer deber es el de proteger a los débiles, y no ultrajar una consciencia humana. No seremos mejores que las bestias, mientras no hayamos purificado este pecado.

Generalmente, el hombre común no percibe belleza alguna en la verdad. Sigue de largo, ciego ante la belleza. Toda vez que el hombre comienza a ver belleza en la verdad, nace el arte verdadero.

En la marcha hacia la verdad, la ira, el egoísmo, el rencor, etc.... deben quedar de lado, pues de otro modo sería imposible alcanzar la verdad. Un hombre a merced de sus pasiones puede tener muchas buenas intenciones, puede tener palabras verídicas, pero jamás descubrirá la verdad. Una búsqueda exitosa de la verdad exige liberarse por completo del tropel de dualidades tipo amor u odio, felicidad o desdicha.

Si sólo un hombre avanza un paso en la existencia espiritual, toda la humanidad se beneficia de ello. Al contrario, la marcha atrás de uno sólo implica un retroceso del mundo entero.

Mi labor habrá concluido si consigo convencer a la humanidad de que cada hombre o cada mujer, sea cual fuere su potencialidad física, es el guardián de su dignidad y de su libertad. Este amparo es posible, aun cuando el mundo entero se vuelva contra el único que sea capaz de resistir.

La vida es una aspiración. Su misión es esforzarse por la perfección, que es la autorrealización. El ideal no debe ser rebajado por nuestra debilidad o nuestra imperfección. Tengo dolorosa consciencia de que ambas se encuentran en mí. Diariamente, mi grito silencioso le pide a la verdad que me ayude a erradicar de mí tal debilidad y tales imperfecciones.

Inicia tu día con una plegaria y hazla tan conmovedora como para que perdure en ti hasta el atardecer. Concluye el día con una plegaria, para disfrutar de una noche pacífica libre de sueños y de pesadillas. Que la forma de la plegaria no te preocupe. Deja que se manifieste como sea: tal es el modo en que nos pone en contacto con lo divino. Cabe apenas una precaución: cualquiera que sea su forma, no permitas que el espíritu se disperse mientras las palabras de la plegaria emanan de tu boca.

La gota de agua participa de la grandeza del océano, aunque ella no lo sepa. Pero ni bien se empeñe en separarse de él, se secará completamente. No resulta ni mucho menos exagerado decir que la vida no es más que una ilusión.

El silencio ayuda mucho a quien, como yo, procura la verdad. En un estado de silencio, el alma encuentra el sendero iluminado por la luz más clara, y lo que era esquivo y engañoso, es resuelto por una claridad cristalina. Nuestra vida es una prolongada y ardua búsqueda de la verdad. Y para alcanzar la cima más elevada, el alma requiere reposo interior.
Mahatma Gandhi

El hijo del Planeta. Madre Teresa

Cuando te encuentres sereno y contento
en cualquier lugar del mundo
cuando todo lugar sea tu país
cuando no teniendo nada
sientas que lo tienes todo
cuando en la opulencia luzcas humilde
cuando puedas devolver el mal por bien
sin importar a quien
y veas a tu hermano en cada ser ...
Cuando apliques que amar
es solo dar y dar
sin importar más nada que tan solo dar ...
Cuando indiferente avances
entre aquellos que te insulten
y en el silencio les envíes tu perdón ...
Cuando nadie pueda herirte
ni por nada has de afligirte ...
Cuando a quien te odie tu le des amor
Cuando ejerzas la inocencia con conciencia
Cuando busques el saber
así como buscas el pan ...
Cuando ames todo sin pasión ni posesión
Cuando la realidad se imponga al fin a la ilusión
Cuando sepas aliviar
las penas de aquellos que sufren
y tus labios digan sólo la verdad ...
Cuando hagas del deber un placer
y el placer no sea más para ti un deber ...
Cuando vivas el presente como lo único urgente
Cuando la Bondad sea tu voluntad
Cuando el egoísmo ceda al altruismo
Cuando la impureza, ceda a la pureza y la virtud,
Entonces serás un hombre, serás una mujer,
serás un ser que alcanzó la humanidad
Serás un hijo del planeta ...
Serás un ser que alcanzó la humanidad.
Madre Teresa de Calcuta

¿Qué son los Elementales?

Elementales es el nombre que recibe una categoría de seres mitológicos descritos por primera vez en las obras alquímicas de Teofrasto Paracelso (1493- 1541). Los tipos de elementales descritos eran cuatro, coincidiendo con los elementos de la tradición griega. De esta forma las correspondencia entre los elementos y las criaturas que les representaban sería:
* Agua: Ondinas
* Fuego: Salamandras
* Tierra: Gnomos
* Aire: Sílfides
Historia
Según la mitología los elementales son seres del mundo espiritual, conectados directamente con los cuatro elementos (de allí su nombre) que rigen al planeta tierra: agua, tierra, aire y fuego.
Se los representa como figuras humanizadas, vestidas de manera extraña y rodeados de mucho misterio. Esta es sólo su apariencia, para que pueda identificárselos. Datan de mucho tiempo, que son anteriores a la aparición del hombre en el planeta.
Cuando el planeta era sólo una mas incandescente y sin vida, los elementales estaban presentes planeando la construcción y la vida futura, ayudando a los Espíritus Superiores, Arquitectos Cósmicos, quienes eran los encargados de coparticipar en la obra del creador.
Las salamandras –elementales del fuego- cuidaban la masa de gases radioactivos presentes en el planeta y de la materia incandescente que debía ir sedimentándose y enfriándose de a poco, para que el planeta en formación pudiera ser habitable.
Los silfos, elementales del aire, cuidaban de la evolución de esos gases tóxicos, para lograr el equilibrio químico y la evolución de los violentos vientos y tormentas nucleares que azotaban al planeta en formación, allá en los comienzos de la historia cósmica.
Los Espíritus Superiores o Arquitectos Cósmicos ya tenían planeado todo tipo de vida que surgiría en la tierra, siguiendo las orientaciones del Creador. Estaba todo programado en la Mente Divina. Sólo hacía falta que se estableciera el orden, para que esos Espíritus de la naturaleza o elementales pudieran, finalmente, empezar el proceso de evolución y vida sobre el planeta tierra, como colaboradores inmediatos de los arquitectos celestiales.
Cuando los gases se hicieron líquidos y cayeron sobre el planeta en forma de gotas de agua, lluvias y tormentas violentas que inundaron casi toda su superficie, aparecieron los elementales del agua: Sirenas, Ninfas y Nereidas, por las explosiones nucleares, quitándoles las materias densas y pesadas que aún había en suspensión.
En el Universo existen, entre otros Jefes Espirituales, espíritus guardianes, orientadores, protectores, y organizadores de toda la creación. Los elementales, sus colaboradores, fueron, por lo tanto, anteriores a la aparición del hombre sobre la tierra y los encargados de armonizar las condiciones básicas para la aparición de la vida en sus varios reinos.
Cuando el planeta comenzó a enfriarse y a estabilizarse, ya estaban presentes los elementales de la tierra: Gnomos, Duendes y Hadas, a fin de armar los elementos de su nivel, o sea, los primeros esbozos de arbustos y piedras. Estaban dando origen a todo lo que germinaría después, con el trabajo de millones de años.
Es curioso observar que desde la antigüedad más remota, los elementales fueron representados de manera casi idéntica por los pueblos más diferentes, por ejemplo, los sumerios, los caldeos, los egipcios, los chinos, los pueblos indígenas de África, Polinesia y América.
Los dibujos que se encontraron los muestran de manera casi idéntica, no importa cuan lejos estuvieran esos pueblos unos de otros. Esto nos lleva a pensar que los elementales siempre se comunicaron con los seres humanos, manteniendo un patrón energético que permitiera verlos e identificarlos. Estaban presentes en casi todos los ritos sagrados, especialmente en aquellos en que se pedía la protección celestial para las cosechas y las siembras.
Se los representa como a dioses mitológicos y eran objeto de privilegios, por parte de los sacerdotes y del mismo pueblo. No sólo se los invocaba para que protegiesen las siembras sino también para que aquietasen las aguas, apagasen incendios y contuvieran tempestades. O sea, protección de los cuatro elementos.
Aparecen sus figuras, casi idénticas, tanto en la Europa central del siglo XV como en la India milenaria y mágica, 2000 años antes de Cristo.
Los elementales eran amados y temidos al mismo tiempo, ya que tanto beneficiaban como perjudicaban. Fueron siempre considerados seres duales. Ellos tienen un tipo de vibración muy rápida y eléctrica, que les permite trasladarse de un lugar a otro a la velocidad de la luz.
Se los considera espíritus juguetones, animados, traviesos, sin mucha responsabilidad y arduos trabajadores de la naturaleza. No tienen un concepto muy claro del bien y del mal y por eso pueden ser manipulados para los trabajos de magia negra. Tal vez, su nivel de conciencia se parezca a la de un niño que aún no sabe distinguir entre acertado y errado.
El hecho de no tener un nivel de madurez espiritual suficientemente desarrollado para diferenciar el bien y el mal, los hace semejantes a criaturas traviesas, inconscientes e inocentes, como la propia imagen física con la cual se presentan ante los hombres.
Si por su falta de conciencia madura, alguna vez fueron usados para practicar el mal, pagaron muy cara esta acción porque retrocedieron en su camino espiritual de evolución.
Fuente: Wikipedia

Elegid la Naturaleza. Osho


Siempre que veáis que la sociedad está en conflicto con la naturaleza, elegid la naturaleza... sin importar el precio. Jamás perderéis.
Hasta ahora se ha considerado que el individuo existe para la socie­dad, de modo que ha de acatar lo que la sociedad dicte. Debe encajar en ella. Esa es la definición del ser humano normal: uno que encaja en la sociedad. Aunque la sociedad esté loca, hay que encajar en ella; enton­ces sois normales.
El problema que ahora se le plantea al individuo es que la naturaleza exige una cosa y la sociedad lo contrario. Si la sociedad demandara lo mismo que la naturaleza, no habría conflicto. Habríamos permanecido en el Jardín del Edén.
El problema surge porque la sociedad tiene sus propios intereses, que no necesariamente están en sintonía con el individuo y sus intereses. La sociedad posee sus propios intereses; el individuo ha de ser sacrificado. Nos encontramos en un mundo que está patas arriba. Lo correcto sería justo lo opuesto.
El individuo no existe para la sociedad, sino esta para el individuo. Porque la sociedad es simplemente una institución, carece de alma. El individuo posee alma, que es el centro consciente.
Fuente: Día a Día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora. Osho