¿Cómo va a ser tu día Hoy? Mario Benedetti

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.
Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.
Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.
Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.
Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero o puedo estar contento que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.
Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.
Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.
Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.
Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.
Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.
Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.
Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor.
Lo que suceda hoy depende de mi, yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.
Que tengas un gran día… a menos que tengas otros planes.
Mario Benedetti

Tú ya eres Felicidad. Anthony De Mello

Despertarse es la única experiencia que vale la pena. Abrir bien los ojos para ver que la infelicidad no viene de la realidad, sino de los deseos y de las ideas equivocadas. Para ser feliz no has de hacer nada, ni conseguir nada, sino deshacerte de falsas ideas, ilusiones y fantasías que no te dejan ver la realidad. Eso sólo se consigue manteniéndose despierto y llamando a las cosas por su nombre.
Tú ya eres felicidad, eres la felicidad y el amor, pero no lo ves porque estás dormido. Te escondes detrás de las fantasías, de las ilusiones y también de las miserias de las que te avergüenzas. Nos han programado para ser felices o infelices (según aprieten el botón de la alabanza o de la crítica), y esto es lo que te tiene confundido. Has de darte cuenta de esto, salir de la programación y llamar a cada cosa por su nombre.
Si te empeñas en no despertar, nada se puede hacer. "No te puedes empeñar en hacer cantar a un cerdo, pues perderás tu tiempo y el cerdo se irritará." Ya sabes que no hay peor sordo que el que no quiere oír. Si no quieres oír para despertar, seguirás programado, y la gente dormida y programada es la más fácil de controlar por la sociedad.
Dentro de mí suena una melodía cuando llega mi amigo, y es mi melodía la que me hace feliz; y cuando mi amigo se va me quedo lleno de su música.
Del libro "Autoliberación interior" Anthony de Mello

Amar a un Ser Humano - Andrea Weitzner

"Amar a un ser humano es aceptar la oportunidad de conocerlo verdaderamente y disfrutar de la aventura de explorar y descubrir lo que guarda más allá de sus máscaras y sus defensas; contemplar con ternura sus más profundos sentimientos, sus temores, sus carencias, sus esperanzas y alegrías, su dolor y sus anhelos; es comprender que detrás de su careta y su coraza, se encuentra un corazón sensible y solitario, hambriento de una mano amiga, sediento de una sonrisa sincera en la que pueda sentirse en casa; es reconocer, con respetuosa compasión, que la desarmonía y el caos en los que a veces vive son el producto de su ignorancia y su inconsciencia, y darte cuenta de que si genera desdichas es porque aún no ha aprendido a sembrar alegrías, y en ocasiones se siente tan vacío y carente de sentido, que no puede confiar ni en si mismo; es descubrir y honrar, por encima de cualquier apariencia, su verdadera identidad, y apreciar honestamente su infinita grandeza como una expresión única e irrepetible de la Vida.
Amar a un ser humano es brindarle la oportunidad de ser escuchado con profunda atención, interés y respeto; aceptar su experiencia sin pretender modificarla sino comprenderla; ofrecerle un espacio en el que pueda descubrirse sin miedo a ser calificado, en el que sienta la confianza de abrirse sin ser forzado a revelar aquello que considera privado; es reconocer y mostrar que tiene el derecho inalienable de elegir su propio camino, aunque éste no coincida con el tuyo; es permitirle descubrir su verdad interior por si mismo, a su manera: apreciarlo sin condiciones, sin juzgarlo ni reprobarlo, sin pedirle que se amolde a tus ideales, sin exigirle que actúe de acuerdo con tus expectativas; es valorarlo por ser quien es, no por como tu desearías que fuera; es confiar en su capacidad de aprender de sus errores y de levantarse de sus caídas más fuerte y más maduro, y comunicarle tu fe y confianza en su poder como ser humano.
Amar a un ser humano es atreverte a mostrarte indefenso, sin poses ni caretas, revelando tu verdad desnuda, honesta y transparente; es descubrir frente al otro tus propios sentimientos, tus áreas vulnerables; permitirle que conozca al ser que verdaderamente eres, sin adoptar actitudes prefabricadas para causar una impresión favorable; es exponer tus deseos y necesidades, sin esperar que se haga responsable de saciarlas; es expresar tus ideas sin pretender convencerlo de que son correctas; es disfrutar del privilegio de ser tu mismo frente al otro, sin pedirle reconocimiento alguno, y en esta forma, irte encontrando a ti mismo en facetas siempre nuevas y distintas; es ser veraz, y sin miedo ni vergüenza, decirle con la mirada cristalina, "este soy, en este momento de mi vida, y esto que soy con gusto y libremente, contigo lo comparto...si tú quieres recibirlo".
Amar a un ser humano es disfrutar de la fortuna de poder comprometerte voluntariamente y responder en forma activa a su necesidad de desarrollo personal; es creer en él cuando de si mismo duda, contagiarle tu vitalidad y tu entusiasmo cuando está por darse por vencido, apoyarlo cuando flaquea, animarlo cuando titubea, tomarlo de las manos con firmeza cuando se siente débil, confiar en él cuando algo lo agobia y acariciarlo con dulzura cuando algo lo entristece, sin dejarte arrastrar por su desdicha; es compartir en el presente por el simple gusto de estar juntos, sin ataduras ni obligaciones impuestas, por la espontánea decisión de responderle libremente.
Amar a un ser humano es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te dé lo que no puede o no desea; es agradecerle a la Vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne; es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa.
Amar a un ser humano es atreverte a expresar el cariño espontáneamente a través de tu mirada, de tus gestos y sonrisas; de la caricia firme y delicada, de tu abrazo vigoroso, de tus besos, con palabras francas y sencillas; es hacerle saber y sentir cuanto lo valoras por ser quien es, cuánto aprecias sus riquezas interiores, aún aquellas que él mismo desconoce; es ver su potencial latente y colaborar para que florezca la semilla que se encuentra dormida en su interior; es hacerle sentir que su desarrollo personal te importa honestamente, que cuenta contigo; es permitirle descubrir sus capacidades creativas y alentar su posibilidad de dar todo el fruto que podría; es develar ante sus ojos el tesoro que lleva dentro y cooperar de mutuo acuerdo para hacer de esta vida una experiencia más rica y más llena de sentido.
Amar a un ser humano es también atreverte a establecer tus propios limites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquello que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido, y puedas manifestar lo que te molesta e incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo. Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y en armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos.
Amar a un ser humano es ir más allá de su individualidad como persona; es percibirlo y valorarlo como una muestra de la humanidad entera, como una expresión del Hombre, como una manifestación palpable de esa esencia trascendente e intangible llamada "ser humano", de la cual tu formas parte; es reconocer, a través de él, el milagro indescriptible de la naturaleza humana, que es tu propia naturaleza, con toda su grandeza y sus limitaciones; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes de la humanidad, como sus lados oscuros y sombríos; amar a un ser humano, en realidad, es amar al ser humano en su totalidad; es amar la auténtica naturaleza humana, tal como es, y por tanto, amar a un ser humano es amarte a ti mismo y sentirte orgulloso de ser una nota en la sinfonía de este mundo."

Números repetidos, mensaje de los ángeles

Los ángeles hacen lo mejor que pueden para llamar nuestra atención y comunicarse con nosotros. De esta manera ellos nos ayudan a sanar nuestras propias vidas. Sin embargo, nosotros frecuentemente ignoramos estas señales que nos dan, descartándolas como simples coincidencias producto de nuestra imaginación. Los ángeles dicen: “No podemos escribir nuestros mensajes para ti en el cielo. Tienes que prestar atención y creer cuando veas algunos patrones formándose en tu vida – especialmente en respuesta a algunas preguntas u oraciones que hayas realizado. Cuando tú escuchas la misma canción repetidamente o ves la misma secuencia numérica, ¿Quién crees que está detrás de todo esto? ¡Tus ángeles por supuesto!
Tus ángeles normalmente te comunican sus mensajes mostrándote secuencias de números. Ellos hacen esto de dos maneras. Primero, ellos susurran sutilmente a tu oído para que mires justo a tiempo para notar la hora en el reloj o un número telefónico en una cartelera. Los ángeles esperan que te des cuenta que estas viendo la misma secuencia numérica repetidamente. Por ejemplo, tú puedes estar viendo frecuentemente la secuencia 111, y parece que cada vez que miras al reloj la hora es 1:11 o 11:11.
La segunda manera en que los ángeles te muestran secuencias numéricas es arreglándoselas físicamente para que, digamos, un automóvil que pasa frente a ti tenga el número de placa específico que tu deseas ver. Aquellos que están enterados de este fenómeno se vuelven adeptos a leer los significados de varios números de placa. De esta manera, los ángeles verdaderamente te darán mensajes detallados. A continuación se describe el significado de varias secuencias numéricas. Sin embargo, tus propios ángeles te dirán si tu situación tiene un significado diferente para ti. Pregúntale a tus ángeles, “¿qué intentan decirme?” y ellos alegremente te darán información adicional para ayudarte a decodificar sus significados numéricos.

111 – Observa cuidadosamente tus pensamientos, y asegúrate de pensar solamente en lo que deseas, no en lo que no deseas. Esta secuencia es una señal de que hay una oportunidad abriéndose, y tus pensamientos se están materializando muy rápidamente. El 111 es como el destello brillante de un flash. Significa que el universo acaba de tomar una fotografía de tus pensamientos y los está materializando. ¿Estas complacido con los pensamientos que el universo ha capturado? Si no lo estás, corrige tus pensamientos (pide a tus ángeles que te ayuden con esto si tienes dificultades observando o controlando tus pensamientos).
222 – Nuestras ideas recién plantadas están comenzando a hacerse realidad. Sigue regando y nutriéndolas, y pronto ellas atravesarán el suelo para que así puedas ver evidencia de tu manifestación. En otras palabras, no te rindas cinco minutos antes de que ocurra el milagro. Tu manifestación pronto va a ser evidente para ti, así que ¡continúa haciendo un buen trabajo! Sigue manteniendo pensamientos positivos, continúa afirmando y continúa visualizando.
333 – Los maestros ascendidos se encuentran cerca de ti, deseando que sepas que cuentas con su ayuda, amor y compañía. Llama a los maestros ascendidos frecuentemente, especialmente cuando veas patrones con el número 3 formándose a tu alrededor. Algunos de los maestros ascendidos más famosos incluyen a Jesús, Moisés, María, Quan Yin y Yogananda.
444 – Los ángeles te rodean en este momento, reasegurándote su amor y ayuda. No te preocupes por que la ayuda de los ángeles está cercana.
555 – Abróchate el cinturón. Un cambio significativo está a punto de ocurrir en tu vida. Este cambio no debe interpretarse como “positivo” o “negativo”, porque los cambios no son más que parte del flujo natural de la vida. Tal vez este cambio sea una respuesta a tus oraciones, así que continúa visualizando y sintiéndote en paz.
666- Tus pensamientos no se encuentran balanceados en estos momentos, estás muy enfocado hacia el mundo material. Esta secuencia numérica te indica que balancees tus pensamientos entre el cielo y la tierra. Como en el famoso “Sermón de la Montaña” los ángeles te piden que te concentres en el espíritu y el servicio, y sepas que, como resultado de este nuevo enfoque, tus necesidades materiales y emocionales serán satisfechas automáticamente.
777 – Los ángeles te aplauden… felicitaciones, estás en una buena racha. Sigue con el buen trabajo y da por asegurado que tu deseo se está haciendo realidad. Este es un signo altamente positivo y además significa que esperes por muchos más milagros todavía por ocurrir.
888 – Una fase de tu vida está a punto de terminar, y esta es una señal para darte tiempo de prepararte con antelación. Esta secuencia numérica puede significar que una carrera emocional o una fase de una relación se está resolviendo. También significa que hay luz al final del túnel. Adicionalmente significa “La cosecha está madura. No esperes para recoger y disfrutarla.” En otras palabras, no retardes tus acciones o el disfrute de tu trabajo.
999 – Culminación. Este es el final de una gran fase en tu vida personal o global. Además, esto es un mensaje para los trabajadores de la luz involucrados en el saneamiento de la tierra y significa “ponte a trabajar porque la Madre Tierra te necesita ahora mismo.”
000 – Un recordatorio de que eres uno con Dios, y de que sientas la presencia del amor del Creador dentro de ti. También es un signo de que una situación ha completado un ciclo entero.
Tomado del libro "Números de los ángeles" - Doreen Virtue

Mensaje del alma antes de nacer

1. Recibirás un cuerpo. 
Puedes amarlo u odiarlo, pero será tuyo todo el tiempo.
2. Aprenderás lecciones todo el tiempo. 
Estás inscrito en una escuela informal de tiempo completo llamada vida. 
3. Cada día tendrás la oportunidad de aprender lecciones. 
Puedes amarlas y pasar de nivel o simplemente considerarlas como dolorosas o irrelevantes y seguir cursando el mismo grado.
4. No hay fracasos, sólo lecciones. 
El crecimiento es un proceso ensayo, error, experimentación. Los experimentos que no resultan óptimos son parte del proceso y del aprendizaje.
5. Cada lección se repite hasta que se aprende. 
Esta se presentará de diversas formas. Cuando tú la hayas aprendido, pasarás a la siguiente automáticamente.
6. Aprender lecciones es una tarea sin fin. 
No hay ninguna parte de la vida que no contenga sus lecciones. Si estas vivo, siempre habrá lecciones que aprender.
7. “Allá” solo será mejor que “aquí”, cuando tu "allí" se convierta en un "aquí". 
8. Los demás son simplemente espejos de ti. 
No puedes amar u odiar algo en otra persona, a menos que ella refleje algo que amas u odias en ti mismo.
9. Lo que haces en tu vida es tu responsabilidad. 
Tú tienes todas las herramientas y recursos que necesitas, lo que haces con ellos no es asunto de nadie. La elección es siempre tuya.
10. Las respuestas a las preguntas de la vida están dentro de ti. 
Sólo necesitas ver, sentir, escuchar y confiar.
11. Te olvidarás de todo esto y sin embargo, recordarás....
Esta es la explicación de vacío existencial que algunos sienten, recuerdan que hubo un antes de esta vida. 
(Tomado de la Web)

Pensamiento Positivo. Decídete al Cambio

1. Vives en un mundo con un promedio de 80% de pensamientos negativos. Desde este instante puedes abandonarlo y hacerlo un mundo mejor con fe y esperanza.
2. Desde ahora estás capacitado para iniciar una nueva vida positiva. Vida que quedará en tu subconsciente como tu vida natural, impregnando con la fuerza todo tu ser físico y mental.
3. Eres capaz de hacerlo. Realmente puedes lograrlo. Inténtalo ahora, llevando contigo no tan sólo pensamientos positivos, sino que una vida positiva fruto de esos pensamientos.
4. El pensamiento positivo afecta todo lo que haces, impregna de elevadas vibraciones todo lo que te rodea. Sólo trabaja en tu beneficio y en el de los demás, dado que en el reino de la mente lo positivo atrae a lo positivo y rechaza a lo negativo.
5. Cuántos en el planeta desearían estar en tu lugar. Sé agradecido con lo que tienes, y desde lo que eres y tienes inicia el cambio hacia algo mejor, pues siempre habrá delante nuevos logros para tu crecer. La vida positiva se inicia ahora, ya, desde donde uno está.
6. Usa dos palabras mágicas: PUEDO y QUIERO. Puedo ser mejor, quiero ser mejor.
7. Usa una frase mágica: SOY CAPAZ. Yo soy capaz de ser mejor y lograr éxito en mis metas positivas, para la nueva vida que desde ahora iniciaré.
8. No hay edad para el cambio, la ciencia ya lo ha demostrado. Siempre siente que tu edad de mayor producción y capacidad está 20 años más allá de la que ahora tienes, y actúa así, pues tu cerebro crecerá, nuevos circuitos activarás y cada día más inteligente serás. No olvides que la edad para China y Japón, es sabiduría. Sin importar tu edad, tienes una vida por delante y esa vida es importante.
9. Pide a lo interno ayuda para iniciar el cambio y comenzar desde este instante a vivir una vida positiva, aprendiendo el arte del buen pensar, pensando cada día más y más cosas positivas.
10. Quien no comete errores es un ser que no sabe vivir, es un ser estancado en la vida. Sólo quien intenta ser mejor, vivir mejor y aprender más, comete errores. De cada error se saca una positiva lección, cada error es una enseñanza que nos permita avanzar.
11. Quien no aprende a perdonar, dificulta su caminar. Perdonar deja una sensación de libertad maravillosa.
12. El mejor lugar del planeta está donde tú en este instante te encuentras, en ese lugar puedes hacer un cielo de un infierno sólo con tu actitud mental positiva.
13. Elimina la duda, el temor, la ansiedad y la preocupación. No lo olvides: El cáncer es curable, lo que mata es el temor al cáncer. Toda meta lógica es alcanzable, lo que lo impide es la duda. Eres capaz de lograr desde ya el cambio, lo que te limita es la ansiedad y la preocupación. Borra de tu mente la duda, el temor, la ansiedad y la preocupación.
14. Condiciona tu mente subconsciente con positivos pensamientos conscientes. En la medida de tu fe en ti mismo, de tu fe en las herramientas que DIOS te dio, y créelo, fueron las mejores, comienza a usar esas herramientas y los resultados te sorprenderán.
15. Las herramientas son tus propios pensamientos, y nadie puede ayudarte a pensar o a pensar por ti.
16. Asume desde ya tu responsabilidad de que eres lo que has pensado.
17. Asume el compromiso de que serás lo que desde ahora pienses.
18. Nada ganas con sentirte superior a otros. Sí ganas con sentirte superior a ti mismo.
19. La única guerra es contigo mismo. El único rival eres tú mismo. La única persona a la que debes vencer es a ti mismo. Véncete eliminando con el pensamiento positivo reiterativo la preocupación. Véncete aumentando tu autoestima y el valor personal. Véncete asumiendo tu presente y futuro.
20. Eres capaz de lograrlo.
21. Eres importante pues eres hijo de DIOS, en transitoria misión de perfeccionamiento por tu forma física, en la que NADA negativo puede tocar lo sutil que realmente eres. Sólo lo positivo toca a tu alma, y lo hace permitiéndote crecer y evolucionar.
22. Nada sucederá en tu vida mientras no lo quieras, y una vez fijada esa idea en tu subconsciente, no hay límite para la meta que uno se programe.
23. Establece metas elevadas y comienza a vivir una vida que te permita alcanzarlas. Metas nobles y que por ningún motivo puedan dañar a otro. Puedes lograrlo. Tan sólo de ti depende si lo logras o no.
24. La enfermedad puede ser un obstáculo para el cuerpo, pero no para la voluntad y la capacidad de emitir buenos pensamientos.
25. Ante cada problema, relájate, piensa que eres capaz de solucionarlo, elimina la ofuscación. Repite una y otra vez que lo solucionarás, y la solución llegará. No pierdas el tiempo ni la energía en problemas menores, esos se van solos sin problema.
26. Cada dificultad es una oportunidad que la vida te da para tu personal desarrollo. Si logras aceptar este enfoque, cada dificultad fácilmente superada será, y tú más crecido estarás.
27. Cuando te preparas para lograr lo mejor, la fuerza interior actúa más allá del tiempo y del espacio, con el fin de que tengas eso mejor por ti pensado.
28. Al despertar, se agradecido por haber despertado, y piensa y cree que será un buen día para ti, y que mañana lo será aún mejor. Mírate al espejo y ve tus ojos resplandecientes y tu aspecto radiante. Usa frases de auto apoyo. Hazlo todos los días.
29. Las cosas que ya son, imagínalas como tú quieres que sean mejores. A tu familia imagínala mejor. A tu trabajo imagínalo mejor. Es decir, VISUALÍZALOS mejor, cerrando los ojos y viendo lo que tú deseas mejor de lo que ahora es. Ve el futuro en un mundo mejor. Hazlo con fe, tienes el poder para lograr que ese futuro sea mejor. Tu mente es más poderosa de lo que has imaginado. No la has sabido usar. No importa, ahora la usarás sabiamente.
30. Si perseveras y eres constante en tus anhelos, los lograrás dado que eres capaz. No hay límites ante ti, los límites los pones tú mismo. Amplíalos desde ya, cada día más.
31. Como ejemplo tienes a Napoleón. Era el número 42 de su clase en la Academia Militar. Pregúntate cuántos monumentos y libros se han destinado a ese número 42, y si existe alguno de los otros 41 que en esa academia eran considerados superiores a Napoleón que sea recordado. Él tuvo fe, visualizó, creyó y logró una meta, que no entraremos a comentar si fue noble o no, sino que a valorar lo que la mente pudo lograr. Partiendo de la base que tus metas serán justas, lógicas y nobles, sin importar en el lugar en que ahora estés, pues ese es precisamente el mejor lugar para iniciar el cambio positivo en tu vida, de la misma forma triunfarás.
32. Vives en un mundo negativo, toma la decisión de hacerlo positivo.
33. Vives en un mundo con presagios de caos, toma la decisión de pensar en un mundo mejor.
34. Prepárate para mañana trabajando bien hoy.
35. Mira más allá de las estrellas, observando primero lo que te rodea, y luchando por mejorarlo, solo tú puedes lograrlo.
36. Pese a todo lo negativo, que es externo, puedes llevar una vida positiva buscando apoyo en lo interno. San Agustín al momento de morir dijo: "Toda mi vida busqué a Dios fuera y estaba dentro de mi".
37. Dentro de ti está la mente consciente que es la fuente de los pensamientos, los que tan sólo tu puedes manejar. Está tu mente subconsciente que es la depositaria de la fuerza que nos llega desde el alma, y que rige la vida y nos permite vivir, fuerza que conscientemente con los pensamientos puedes aprender a programar. Usa los pensamientos de manera tal que te permitan ser el mejor programador de tu subconsciente. Usa la fuerza interior con el fin de tener una mejor vida exterior y colaborar a lograr un mundo mejor.
38. Puedes hacerlo. Eres capaz. Eres importante. Decídete ya, hazlo ahora, e inicia el cambio.
Tomado de la Web