Cómo interpretar Mandalas

- El círculo hace referencia a las cosas que no tienen nombre y que no se pueden unificar, mientras que el punto central representa el núcleo divino o el yo.
- La línea horizontal separa la parte superior del mundo de la inferior. Es símbolo de la energía de origen materno.
- La línea vertical conecta el mundo terrenal con el sagrado y simboliza la energía.
- La cruz del mundo conecta la sustancia de origen materno con la energía, formando un punto central.
- La espiral significa desarrollo y dinámica del proceso interior.
Elementos que forman la estructura básica
SÍMBOLOS DE LAS FORMAS EN EL MANDALA
Ojo: clarividencia, ojo de Dios y el Yo.
Árbol: vida que se renueva por sí misma, conexión con el subconsciente, conciencia, crecimiento, sentimientos maternales, arraigo pero también estancamiento, personalidad.
Rayo: iluminación, sabiduría, energías espirituales, curación.
Flor: belleza, fugacidad, alma, matriz.
Triángulo (vértice hacia arriba): fuerza de vida, cambios, masculinidad, creatividad.
Triángulo (vértice hacia abajo): agresiones contra uno mismo.
Corazón: amor y felicidad, sol, valor, sentimientos, reconocimiento y voluntad.
Hexágono: unión, finalización de trabajos, armonía y satisfacción.
Círculo: movimiento, lo absoluto, Dios, el Yo.
Cruz: unión cielo y tierra, subconsciente y consciencia, vida y muerte, dificultades, reconocimiento aspectos oscuros, superación de la propia estructura instintiva.
Laberinto: búsqueda del propio centro.
Cuadrado: equilibrio, razonamiento, perfección, transformación del espíritu en materia.
Cuadratura del círculo: unión cielo y tierra, opuestos equilibrados, energía del yo, purificación.
Rueda: empuje y dinámica.
Arco iris: unión Dios-Hombre, principio masculino y femenino, fertilidad, renacimiento.
Mariposa: auto-renovación del alma, cambios, muerte y renacimiento.
Telaraña: feminidad, estado fetal, niñez, nuevo comienzo.
Espiral: fuerza de vida, energías curativas, afán de unidad.
Estrella: persona realista, sentido identidad, autoconciencia, superación, individualidad.
Animal: aspectos instintivos, símbolo para estados del subconsciente.
Gotas: masculinidad, fertilidad, purificación interior.
Pájaro: alma humana, símbolo del espíritu, fantasía.

LOS NÚMEROS EN EL MANDALA
Las formas no son otra cosa que números cambiados por imágenes y siempre son factores que ordenan el cosmos. No solo determinan la esencia de todas las cosas existentes en la naturaleza, sino que también las dominan, ya que son las causas de su orden.
Uno: Postura erguida del ser humano, símbolo del origen, unidad y totalidad, Dios e individualidad, centro como unión de fuerzas, integridad, vivencias infantiles.
Dos: gemelos, el oponente, su pareja, creación y procreación pero también separación, contradicciones y diferencias, dudas y conflictos, materia, Yin.
Tres: movimiento, vitalidad, estímulo, proceso, símbolo para el hombre, la mujer y el niño, lo nuevo y las realizaciones, independencia, lo divino, auto-reconocimiento, Yan.
Cuatro: totalidad, alejamiento y tranquilidad, unifica opuestos, racionalidad, desarrollo de la conciencia, búsqueda del propio lugar en la vida y del auto-reconocimiento.
Cinco: unidad, símbolo del centro y del amor, conexión armónica del Yin y Yan, rechazo del mal, salud, sexualidad, sensualidad, conexión con la realidad, sueños.
Seis: femenino y masculino, unidad y penetración, unión de contradicciones, creatividad, perfección, final de un proceso creativo, satisfacción y realización.
Siete: cielo y tierra, vía hacia desarrollo personal, final de una etapa en la vida, trabajo interior.
Ocho: orden y equilibrio cósmico, felicidad, armonía, simetría, infinito, constante cambio y renacimiento, totalidad, el Yo.
Nueve: mente creativa, símbolo del cielo, enigma existencia humana, energías espirituales positivas.
Diez: círculo cerrado, unidad y totalidad, perfección y principio de Dios, virtud y moral, matrimonio, visión real de la vida.
Once: conflictos indisolubles, pecados, caos, transición.
Doce: unidad y totalidad, felicidad, cumplimiento en el tiempo y espacio, perfección, redención, ciclo vital de la naturaleza, acabado, eterna espiral del desarrollo.
Trece: engaño e infidelidad, final infeliz, culminación del proceso interior.
EL SIMBOLISMO DE LOS COLORES
AMARILLO
Por excelencia es el color del sol, de la intuición y de la iluminación. Atributo del Dios Apolo, de la generosidad y del intelecto. Tradicionalmente, corresponde al elemento aire.
Positivo: alegría, confianza, intuición, constancia, crecimiento, sabiduría, liberación, espíritu emprendedor y fantasía.
Negativo: superficialidad, envidia, presunción y miedo a las dificultades económicas.
AZUL
Tradicionalmente, es el color del cielo, del espacio y del mar, profundidad y pensamiento. Relacionado con el elemento aire y con los signos de piscis y sagitario.
Positivo: paz, tranquilidad, relajación, serenidad, seguridad, bondad y lealtad.
Negativo: aburrimiento, paralización, vacío e ingenuidad.
BLANCO
Surgido de la combinación o visión simultánea de todos los colores. Es el símbolo por excelencia de la pureza y la alegría. En la cosmología hindú representa el ascenso hacia la luz originaria.
MARRÓN
Elemento de la tierra, de la arcilla pero también de las hojas muertas, del otoño y de la tristeza. Para los romanos y cristianos es símbolo de humildad y pobreza.
Positivo: calidez, tranquilidad, proximidad a los hechos sencillos, humildad, materno.
Negativo: tristeza, pobreza, materialidad, dureza y frialdad.
NARANJA
Color de las llamas y del fuego. Simboliza el orgullo y la ambición.
Positivo: optimismo, juventud, salud, alegría, sociabilidad, ambición, ternura, cordialidad, valor, vigor, franqueza y confianza en uno mismo.
Negativo: Afán de prestigio y frivolidad.
NEGRO Y GRIS
El negro, es en realidad, la carencia de color, el caos primigenio. Representa la tierra, el luto o la tristeza. Se relaciona con los signos de Acuario y Capricornio, con los planetas Saturno y Plutón y con el hierro.
Positivo: renovación, invencibilidad y dignidad.
Negativo: obligación, desesperación, desamparo, muerte, destrucción, paralización, tristeza, pérdida, miedo, amenaza y oscuridad.
ROJO
Color por excelencia del amor y la pasión, de la sangre, el fuego y los sentidos, que corresponde a las cualidades de la valentía y osadía. Atributo del Dios Marte, de la Diosa madre de la India, del planeta Júpiter (rojo oscuro) o del planeta Marte (rojo claro), y en general, del principio vivificador.
Positivo: amor, sensualidad, pasión, confianza en sí mismo, fuerza, resistencia, conquista, independencia y alegría de vivir.
ROSA
Color de la carne y de la sensualidad, asociado con el romanticismo y el amor.
Positivo: romanticismo, elegancia, cariño, dominio de la agresividad, abnegación, altruismo, suavidad, discreción y feminidad.
Negativo: necesidad de protección, inhibición y sentimentalismo.
VERDE
Situado entre el negro y el rojo, entre la vida y la muerte. Para los egipcios era el atributo de Osiris (Dios de la vida y de los muertos).Tradicionalmente, representa al agua. Según la interpretación cromática, este color se atribuye a la naturaleza y a la fertilidad.
Positivo: esperanza, naturaleza, equilibrio, crecimiento, juventud, constancia, vida, voluntad, curación, belleza, simpatía, integridad, bienestar, prestigio, purificación y regeneración.
Negativo: falta de sinceridad, ambición y poder.
VIOLETA
Suma del azul (devoción) con el rojo (pasión).Simboliza nostalgia y recuerdo y posee las cualidades de prudencia, modestia, amor a la verdad y arrepentimiento.
Positivo: magia, espiritualidad, inspiración, sentimentalismo, individualismo y superación de las contradicciones.
Negativo: melancolía, pena, abandono y renuncia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario