Mandalas para meditar

Este mandala evoca a la madre naturaleza, al crecimiento personal, al conocimiento y abre las puertas de la comunicación con los nuestros, con la humanidad, contribuye al fluir de la información. Descripción:
-Color verde: fertilidad, crecimiento, es el color del maestro, del sanador. Estimula el chakra situado en el corazón.
-Colores tierra: la madre tierra, fuerza de gravedad, centra, estabiliza (en relación con el hecho de volver a la tierra, de mantener los pies en el suelo).
-Símbolo/árboles: en general está relacionado con la fertilidad y el crecimiento. Por otro lado el árbol simboliza el equilibrio entre el mundo terrenal y el espiritual. Con sus raíces agarradas a la tierra, al mundo físico, en su crecimiento el tronco, desarrolla sus ramas frondosas hacia el cielo tocando el mundo espiritual. El árbol es un ser vivo fuerte, de gran longevidad.
-Símbolo/ tréboles de cuatro hojas: llama a la magia, a la suerte y a la naturaleza.
-Símbolo/raíces: el fin es el mantener los pies en el suelo, la atención junto a la intención, es el antagónico del símbolo trébol para producir equilibrio en nuestro interior.
Este otro mandala tiene como objetivo aumentar nuestro nivel de  espiritualidad, abrirnos al misticismo, llenarnos de la energía  sanadora  procedente del cosmos, con este llamamos al conocimiento procedente del plano superior.
Los colores: blanco, negro y distintos morados contribuyen al crecimiento espiritual.
El color morado estimula el chakra de la coronilla y con ello nuestro nivel espiritual.
Los círculos concentrados en otros mismos evocan al cosmos, a lo infinito, a los distintos planos y niveles de espiritualidad. A la física y a la energía.
El mantra OM, situado en el centro y en el nivel más externo del mandala, tiene como función la de atraer lo divino, a la energía primera y creadora. Estimula el chakra de la coronilla, el supremo y con ello abre nuestra conciencia hacia el mundo espiritual.

1 comentario:

  1. me encanto tu blog, también pasé por un mal momento en mi vida y leerlo me llena de tranquilidad.

    ResponderEliminar