Colores de las velas. Propiedades.

Todos los colores irradian vibraciones diferentes cada día. Si manejamos un color que coincida con nuestra propia vibración o deseo, la energía fluirá correctamente derramando equilibrio, armonía y salud.
Elija una vela de color apropiado para lo que quiere lograr y enciéndala durante unos minutos cada día.
Azul claro: Habilidad psíquica y compasión.
Todos tenemos habilidades psíquicas que podemos desarrollar, y el azul claro tradicionalmente se ha asociado a los poderes psíquicos. También es un buen color para usar durante la meditación y entrar en contacto con nuestras intuiciones y emociones suaves. Si su corazón se ha endurecido, tal vez porque fue herido, puede usar una vela azul claro para entrar nuevamente en contacto con su lado más sensible.
Azul: Serenidad, paz interior, incrementar la intuición, sanación, tranquilidad y perdón.
Uno de los mejores regalos que puede uno darse a sí mismo es un sentimiento de paz interior. Es uno de los ingredientes esenciales para una vida feliz, equilibrada. Meditar con una vela azul nos ayuda a entrar en contacto con esa área de equilibrio interior.
Azul marino: Armonía, comprensión y verdad.
Azul plata: Sabiduría profunda, intuición.
Verde mar: Sanación y protección emocional, y acción tranquilizante.
Verde claro: Nuevos comienzos, parecer y sentirse más joven.
El verde claro es el color de la nueva vida, de la primavera. A menudo este color se usa para originar un sentimiento de renacimiento y renovación.
Verde: Sanación, dinero, prosperidad, suerte, fertilidad y abundancia.
Turquesa: Conocimiento, meditación y creatividad.
Amarillo: Clarividencia, aprendizaje, mente, comunicación, felicidad, suerte e inteligencia.
Rojo: Amor, pasión, energía, entusiasmo y valor.
Rosa: Autoestima y reforzamiento de la amistad.
Naranja: Fortaleza, autoridad, atracción, alegría, éxito y pensamientos positivos.
Melocotón: Fortaleza y alegría suaves.
Rosado: Amor emocional, amistades, bondad y generosidad, ternura, armonía y afecto.
Es importante recordar que el amor emocional no siempre es lo mismo que el amor romántico. Encender una vela rosada nos abre al amor de tipo comunitario, el amor que se encuentra en las amistades y el amor a todos los seres vivos.
Morado: Confianza, éxito, progreso profesional, espiritualidad, sabiduría y conciencia psíquica.
Lavanda: Intuición, dignidad y espiritualidad.
Marrón: Fortaleza, estabilidad y adquisición de tierras.
Una vela marrón es perfecta para penetrar en nuestras reservas interiores en busca de fortaleza, estabilidad, viabilidad y autodisciplina, porque el marrón representa la Tierra y usted necesita estar sólidamente asentado a fin de ser capaz de sacar fuerzas de su propio interior. También es un color excelente si está buscando una casa a la que mudarse o está interesado en comprar un terreno.
Negro: Transformación, magia, sabiduría subconsciente, absorción y destrucción de la energía negativa y cambio. El color negro representa cosas diferentes para personas diferentes. En primer lugar, en la cultura occidental, se considera como un color de luto o gran seriedad, incluso puede representar al mal, pero para otros simboliza lo oculto, la mente profunda subconsciente o los recuerdos reprimidos y los antiguos miedos. También contiene las semillas de la creatividad, listas para ser liberadas. ¡Es como la noche, siempre dispuesta a entregarse a un día nuevo y resplandeciente!
Blanco: Protección, paz, pureza, verdad, armonía y logro espiritual. El blanco siempre se ha relacionado con un nivel superior de pureza. Así pues, para alcanzar nuestro más alto nivel de energías vibratorias, deseos y logro espiritual, es muy recomendable meditar con una vela blanca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...