Sobre los hijos - Khalil Gibran

Y una mujer que sostenía un bebé contra su pecho dijo, Háblanos de los Hijos. Y él contestó:
Vuestros hijos no son vuestros hijos.
Ellos son los hijos y las hijas de la Vida que trata de llenarse a si misma.
Ellos vienen a través de vosotros pero no de vosotros.
Y aunque ellos están con vosotros no os pertenecen.
Les podeís dar vuestro amor, pero no vuestros pensamientos.
Porque ellos tienen sus propios pensamientos.
Podeís dar habitáculo a sus cuerpos pero no a sus almas,
Pues sus almas habitan en la casa del mañana, la cual no se puede visitar, ni tan siquiera en los sueños.
Podeís anhelar ser como ellos, pero no lucheís para hacerlos como sois vosotros.
Porque la vida no marcha hacia atrás y no se mueve con el ayer.
Vosotros sois los arcos con los que vuestros hijos, como flechas vivientes son lanzados a la Vida.
El Gran Arquero ve la diana en el camino del infinito, y la dobla con su poder y sus flechas pueden ir rápidas y lejos.
Haced que la forma en que dobleís el arco en vuestra manos sea para alegría.
Él también, además de amar la flecha que vuela, ama el arco que es estable.

Fuente: El Profeta. K. Gibran

3 comentarios:

  1. UN HERMOSO POEMA,HACE MUCHO SE LO REGALE A MI MADRE, SIEMPRE LO TUVO EN SU HABITACION........

    ResponderEliminar
  2. precioso!!! LLENO DE SENTIMIENTO Y DE LIBERTAD COMO DEVE SER LA VIDA EN NUESTRO INTERIOR.

    ResponderEliminar
  3. precioso!!! Tiene sentimiento y libertad que es como deve ser la vida en nuestro mundo interior.

    ResponderEliminar