Meditación del Árbol

Siéntese en una posición confortable, respire despacio y profundamente, cierre los ojos. Visualice un árbol delante de usted, sienta su energia. Conviértase en ese árbol. Perciba que ese árbol posee un tronco largo. Advierta las ramas y las hojas. Sienta las raíces de ese árbol al penetrar en el suelo, y la energía de la tierra que es emanada en su dirección y lo está envolviendo.
Ahora las raíces penetran más profundamente hasta llegar a un río subterráneo , es un riachuelo de aguas translúcidas y limpias.
El riachuelo baña sus raíces, llevándose todos los miedos, rabia, limitaciones, tristeza. Una luz dorada penetra sus raíces, trayendo una sensación de paz, bienestar y equilibrio .
Ahora desplace su mente nuevamente hacia el tronco del árbol y sienta que esta expandiéndose hacia arriba , pasando más allá de las nubes, llegando a las estrellas,
Sienta que la energía de la cual esta hecha la estrella es la misma que la de su cuerpo. Siéntase en comunión con las estrellas, con el universo.
Ahora, del cosmos emana una luz blanca que lo envuelve; sienta esa energía.
Regrese enseguida al tronco. Perciba a su vez, la naturaleza, la vegetación, otros arboles, los pájaros y otros seres pequeños.
Hágase, a su vez, conciente de todas las formas de vida y comparta con ellas la experiencia que ha tenido. Transmita hacia todos los seres la energía del amor y comunión, divídala. Esa energía es inagotable.
Regrese, lentamente, hacia su cuerpo. Mueva los pies, las manos, las piernas, abra y cierre los ojos, hasta sentir que ha entrado perfectamente en su cuerpo.
Fuente: Reiki universal. Johnny De'Carli

No hay comentarios:

Publicar un comentario