Ley Cósmica del Amor Universal

La ley cósmica del Amor Universal, regente de todas las leyes universales muestra que:
El AMOR construye, no destruye;
Otorga libertad, no la niega;
No somete ni se somete;
El AMOR no atesora, comparte;
No es posesivo egoísta ni autoritario;
Es impersonal, generoso y comprensivo;
El AMOR no es discriminatorio ni personalista, es universal e impersonal;
Se entrega sin esperar retribuciones o reconocimientos;
No perdona, porque nada lo ofende;
No exige porque nada pretende;
No raciocina porque es sentimiento divino, no es pensamiento calculado;
Nada codicia porque todo lo tiene;
No critica, porque comprende la divinidad del hombre y respeta su voluntad y libre albedrío;
No cela, porque se prolonga en todos los corazones;
Ama a todos y comparte sin sentido de pertenencia o posesión.
El AMOR es protegedor sin discriminar, porque para él todos son sus hijos, madres, padres, esposos, hermanos, amigos.
No tiene prelaciones y se extiende en perfección como sentimiento y Energía Divina que ES.
EL AMOR es DIOS, y por tanto es perfecto y absoluto.
Es silencio, por que es sabiduría;
Sus manifestaciones son sencillas y humildes, pero sinceras y puras.
Nada le perturba porque es incólume;
Nada lo acaba, porque es infinito;
A todos pertenece porque es universal y cósmico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario